Lenguaje de programación Smeagol

El lenguaje de programación Smeagol fue creado por John Burrhus Maximus en el centro Xerox de Palo Alto, entre 1976 y 1977. Más tarde fue implementado en Unix V y cuenta con interfaz de compilación para gcc. Actualmente se está probando una versión beta mejorada, Gollum, pero Smeagol sigue siendo el marco de referencia para miles de programadores en todo el mundo – quitándole cuotas de mercado a Perl y COBOL.

Smeagol fue concebido como un lenguaje orientado a deseos – aunque toma elementos de la programación orientada a objetos y la programación orientada a aspectos. Al ser un lenguaje POD, el programador puede limitarse a un nivel especulativo-abstracto, creando funciones totalmente inútiles que llenen el código de basura y dificulten por lo tanto el plagio digital de la fuente. Veamos un ejemplo de típico programa “Hola Mundo!” hecho en Smeagol:

~~// Comentario “cola de ratón”
~~// Este programa dice “Hola Mundo!”

import smeagol.mouth.tongue.blabla.*
import smeagol.whatever.yakyak.*
export rubbish

static dead frozen class iMpRoPeRiO {
public return kiss main (String[] Shoes) {

system.speakers.ShoutOutLoud(“Hola Mundo” + “!”);;
system.washMouth();
system.getTheHellOutofHere();

break(down);

}
}

Smeagol es un lenguaje de nivel medio-bajo, dependiendo de la humedad y la temperatura del programador. Soporta herencia, divorcios, adopciones y matanzas. El manejo del espacio en memoria es bastante dinámico: tras cada ciclo de reloj, el interprete se encarga de ir quitando variables hasta que el programa deja de funcionar – de ahí que se diga que Smeagol es un lenguaje extremadamente rápido (“efímero” dicen los críticos). El manejo de excepciones es realmente innovador: si el interprete halla una excepción, abre enseguida el Buscaminas para que el programador pase un rato agradable. En todo caso, la mayoría de IDEs para Smeagol cuentan con un botón de pánico que activa la eyección automática del disco duro a través de una ventanilla en la semi-torre.

Los tipos primitivos o tipos de variables de Smeagol son los siguientes: boolean, bolero, int, char, float, string, double, triple, extra-with-cheese, hotstuff, whoop, bigwhoop y vacuum. La conversión de un tipo a otro se lleva a cabo mediante la función makeItFit(). El tipo boleano de Smeagol es especial: sus valores posibles se ajustan a una teoría de lógica difusa, así que además de true y false tenemos maybe, perhaps, would-be-good, nice y yewch!. Es un poco complicado de dominar al principio, pero luego las ventajas son muchas. Por lo que se refiere al tipo vacuum hace referencia a un tipo de variable vacía, ideal para programas de guru meditation.

Los operadores aritméticos y semánticos de Smeagol son pocos pero sencillos:

+ para sumar
- para restar
* para multiplicar
/ para dividir
% módulo
$ dólares
€ euro
ª mujer
º hombre
? ojitos en la noche
ç concatenación dulce

Por lo que se refiere a los operadores relacionales, unarios y lógicos, tenemos:

++ añade una unidad
-- quita una unidad
+- un pasito atrás y uno alante
-+ al revés, nena
+-+- tango
> mayor que
< menos que
v más alto
^ más bajo
= asignación
== igual
!= hey
=== tubería
&& inglés
|| pared
---> gira a la derecha

Las estructuras de control de flujo y los bucles son variados. La principal novedad con respecto al lenguaje C es la eliminación de if... else por if... watchOut... lastWarning... or else... then... que añade muchísima más riqueza al código. Los bucles pueden llevarse a cabo con for( ; ; ) o con repeatThat(). Por lo que se refiere a los do... while han sido sustituidos por los do... until... or else... y el famosísimo bucle de un solo paso, just do it. Los bucles pueden anidarse facilmente, pero romperlos es muy difícil, a menos que se use la función gotoHell o similares. Smeagol puede crear y manejar ventanas mediante la biblioteca myTreasureX, pero también puede hacerlo con puertas, sillas, mesas y estanterías.

Smeagol está siendo intensamente empleado en la industria bélica para guía de misiles imprevisibles y tácticas de intereferencia electrónica irónica. También se utiliza para programar automátas psicóticos y aplicaciones de cálculo de seguros de vida. Los sistemas expertos programados en Smeagol son eficaces y muestran cierta tendencia a la doble personalidad – síntoma del avanzado polimorfismo de la POD. El inteprete-terapeuta de Smeagol está disponible para las plataformas x86, Amiga, Dreamcast, SPARC, Itanium y Heidi. Funciona en los principales sistemas operativos: Linux, Finux, Minix, Windows, Hasefroch, DOS, TRES, TESSERA, PENTE, OS/2, OS/TIA, DEC, MEC, YAK, Irix, Chulix, Asterix, SkyOS, Spectrum, etcétera.

Entrevista en SantaMaradona

El gran Vega, de SantaMaradona.org, me ha entrevistado. La Interviú Húmeda que ha salido es de lo más surreal, y espero que os ayude a conocerme un poco más – por lo menos en mi faceta dadaísta.

Con esta, ya van cuatro (¿un record?): la primera en el Espejo de Terisa; la segunda en Medusa; y la tercera en BlogoSfera.org.
Eso es todo… lean la Interviú Húmeda y no se olviden lanzarme tomates… Y por supuesto, si alguien más quiere entrevistarme, yo encantado.

Carte de Presentación de un Posmoderno

Faberitius de Ferris
nihil@lacan.coop
23421 – Gesellewissenschaft 12 – Viena
El teléfono es signo de decadencia.

Viena, 06 de abril de 2004

Dirijo esta carta a cualquier persona que desee leerla.
Pero especialmente, a quien pudiera proporcionarme un trabajo.
En otras palabras, estoy invocando al director de RRHH.

Querido director, bla bla. Sí, usted.

Me hallaba paseando por la Volksbegehren Strasse cuando, de repente, se me ocurrió una curiosa nouvelle comique que tenía que ver con dos jóvenes enamorados, un pato decapitado y una silla. Desde un punto de vista exquisitamente dadaista, la historia anterior podía prescindir de estructura, pues toda ella era un constructo narrativo moderno en busca de emociones privadas e intensas.

En resumen, pensé que necesitaba un trabajo.

Usted disculpará mi polifacética forma de expresión, y esta vis très decadent que adopto, pero soy el último representante de las corrientes de pensamiento posmoderno de la Escuela de Wurzburgo. Esta pertenencia moral y sociopolítica al grupo/rebaño/manada – Lorenz dixit – me obliga a ser portador de inexplicables fuerzas históricas, imperativos categóricos del estilo de “no puedo llegar a fin de mes”, “la nevera está vacía” o “me van a cortar el suministro de gas”.

Que me muero de hambre, vamos.

El angst vital, la congoja existencial del Dasein, todo ello, digo, conspira contra mí en estos momentos. Siento como el instinto de muerte, Thanatos, arrebata al instinto de vida, Eros, sus posesiones materiales, e incluso su ropa. Mi Ego se halla fuertemente comprimido entre la nalga del Ello y la nalga del SuperEgo, y no sé quién saldrá victorioso. Temo por la persistencia de mi arquetipo. Necesito cuanto antes una confrontación dialéctica con usted. Materialismo dialéctico puro y duro.

Ya sabe, una entrevista de trabajo.

Pues bien, como le iba yo diciendo, deseo emplear mis fuerzas y mis recursos cognitivos en una noble causa – ¡y todo ello en contra de fuertes convicciones nihilistas, fíjese! Convicciones que, por otro lado, no son más que una contradicción en términos, una sórdida impasse conceptual en la que el nihilismo se instala con arraigo en un set confuso y transmodal de sensaciones. Todo esto puede demostrarse observando la notable paradoja del rascamiento de barriga, que supone una acción/no-acción.

Que soy perezoso.

Los servicios que puedo ofrecerle… pero no. No hablemos de servicios. Tal definición está relacionando, en íntima conexión semántica y meta-lingüística, un servidor y un dueño. Esto es inaceptable, en cuanto encarnación de una teoría neo-liberal capitalista, alegre transfusión de vectores socioeconómicos tales como “sueldo”, “seguro”, “bono comida” o el más discutido entre todos, la temible “pausa café”.

Si eso, puedo mecanografiar textos.

Por otro lado, si es que hay un lado al otro lado del lado, mi disponibilidad espacio-temporal depende, en última análisis, de subrogados de actividad microeconómica (“trabajitos para tirar p’alante”). Ergo, prima facie, vis a vis, tendrá usted que esperar, como Sísifo con su roca, a que yo termine de conquistar estas pequeñas parcelas de libertad que ahora me ocupan. Ignorando asimismo cualquier tipo de aserto metafísico, y el principio de incertidumbre, podré tomar conciencia de mis actos en cuanto los cambios estacionales lo permitan.

Es decir, estoy disponible a partir de junio.

Cordialmente suyo – es un decir (cfr. El Capital – Marx),

Faberitius de Ferris

Carta de Presentación de un Geek / Freak

Algernon von Putten
r00t@hax0rthis.hk
14900 – Tierra del Fuego – Patagonia
No uso teléfono ni fax.
Adjunto llave GPG pública en ASCII.

NoWhere, 06 de abril de 2004

Sr./a director/a de RRHH o quienquiera que pase esos tests tan estúpidos:

Me dirijo a Vd. para ofrecerle mis servicios como hacker y/o consultor de seguridad de redes y/o administrador de sistemas y/o programador ocasional y/o técnico de hardware y/o usuario de máquina de café y/o operador de cualquier cosa que tenga un teclado y una pantalla. Si le sirve, puedo incluso trabajar como administrativo o machacatextos, siempre y cuando disponga de un cubículo con una estación de trabajo SGI, una conexión Ethernet Gigabit con el backbone de la empresa y drogas legales en abundancia.

Tengo amplia experiencia en el ramo, habiendo programado mi primer videojuego en BASIC en el año 81 sobre un ZX Spectrum. Se llamaba “Galapagos”, y consistía en un homúnculo lanzando rocas pixeladas encima de lagartos que iban pasando en un nivel inferior. El juego tuvo mucho éxito en la zona de Manchester y alrededores. Más tarde, organicé la primera LAN party en mi colegio, a los trece años, conectando siete Commodore 128 entre ellos con cables artesanales y cartuchos de memoria que cargaban una versión lite de Unix V.

A los diecisiete años empecé a trabajar como cajero en el banco local, y fue allí donde empecé a poner a prueba mi instinto informático, al romper el cifrado del viejo mainframe IBM y programando mi primer virus de gusano hecho en COBOL. El director del banco no comprendió mis reales capacidades ni mi talento, y me echó, no sin antes haber recuperado siete millones que había transferido de su cuenta a la mía mediante simples consultas a la base de datos.

Cansado de dar tumbos en la vida laboral, entré en la Universidad Miskatonic y allí saqué un B.A. en Nuclear Philately, uno en Applied Taxidermy y un B.S. en Extreme Fuckass Computing. Consideré obtener un PhD. en Asian Computer Genius, pero me veía compitiendo con una cohorte de esclavos académicos con síndrome de Asperger, y lo descarté. En todo caso, con la formación que tengo, puedo programar en cualquier lenguaje existente, exceptuando Eiffel y SmallTalk. Asimismo puedo diseñar circuitos de cualquier tipo con los ojos vendados y una sola mano.

Durante la época universitaria, conocí a Kevin Mitnick, al cual tuve el inmenso honor de romperle la nariz durante una discusión sobre los parámetros de grep. Después de obtener mi degree en la Miskatonic fundé cuatro compañías tecnológicas en Silicon Valley, habiendo quebrado todas ellas. Actualmente trabajo como freelance y columnista para importantes webs de I.T., teniendo que convencer a un puñado de managers de que al usar Windows en su empresa, cualquier script-kiddie de once años puede sodomizar su red interna sin ni siquiera bajarle el pantalón. Soy presidente de una docena de fundaciones sin ánimo de lucro, entre ellas “Vi Text Editor Fundation”, “Anti-Perl fundation” y “Python World Domination Fundation”.

En mi tiempo libre reviso el código fuente del kernel de Linux, y compilo módulos para la gestión a distancia de máquinas de coca-cola. Asimismo, estoy inmerso en variados proyectos de la comunidad GNU en SourceForge, tales como el AlFS (Sistema de Ficheros de Algernon), que cuenta con journaling muy avanzado y un límite de tamaño para ficheros de un googlebyte. Mantengo dos docenas de paquetes de software para Debian y Gentoo, juego a Netris cada fin de semana con Miguel de Icaza y cada mes creo mi propia distribución de Linux, que se autoarranca desde un minidisc.

Estoy disponible a partir del mes de junio del presente año – según la numeración gregoriana vigente, pudiendo efectuar desplazamientos sobre el territorio nacional si así fuera necesario – aunque lo mejor sería que ustedes me pagaran en una de mis cuentas en las islas Cayman y yo pudiera enviarles ficheros .Tar en una cinta Iomega Jazz por UPS Express (y pagaran los portes, por supuesto). Si preferís una transferencia de datos, enviadme claves PGP de 4096 bits por el túnel IP más seguro. Mi conexión por satélite usa IPv6, así que ojo con el cliente SSH.

No tengo carnet de conducir, pero de pequeño robé un coche de bomberos y lo conduje a través de un par de manzanas. Sobre mis idiomas, puede estar tranquilo: domino sin demasiados problemas el español, el inglés, el catalán, el euskera, el gallego, el bable, el francés, el italiano, el ruso, el alemán, el árabe, el chino cantonés, el japonés y un poquito de georgiano. Tengo extensa formación en idiomas clásicos (latín, griego, aramaico, sanscrito, asirio) e inventados (klingon, esperanto, interlingua, lenguaje de signos norteamericano, gruñidos de perro).

Con el deseo de poner mi experiencia al servicio de su repugnante empresa capitalista – que se dedica a construir chips baratos para la guía de misiles tierra-aire – le envío adjunto mi currículum vitae en formato LaTeX, PS, XML y ASCII puro (con tabulaciones) en un cómodo disco ZIP de 750 megas. Mi fotografía está en TIFF de alta resolución de 70 megas, por si necesitárais sacar una copia tamaño poster. Y a la espera de sus noticias, me despido cordialmente.

Algernon von Putten

P.D: No trabajaré en ningún lugar que no me ofrezca seguro dental completo, sala de descanso con billar y sala de ROL

P.D: No tengo página web porque no me fio ni siquiera de Apache con mod_ssl.

—–BEGIN GEEK CODE BLOCK—–
Version: 3.1
GSS d- (+) s+:++ a– C+++@ UA+ >UI++ P- L++ E— W+++ N– w++ O M+ V– PS+ PE- Y+ PGP++ t+++@ X– R tv– b+++ DI+++ D+ G e* h- r+++ z+++
——END GEEK CODE BLOCK——

22

Cumplo 22 años. Eso son 8.030 días. 192.720 horas. 11.563.200 minutos. 693.792.000 segundos. Todos y cada uno de ellos único e irrepetible. Alguno más irrepetible que otro, ciertamente.

Quiero cumplir, por lo menos, 2.207.520.000 segundos más; así que tendréis que leerme durante un buen rato.

Lo siento 😀